Cada vez son más los intermediarios que aparecen entre los hoteles y los clientes, la tecnología, aliada de ambos actúa como mediador de ambas partes para ser el puente en el que se construyan las relaciones más directas entre hotel y cliente. El hecho de que la tecnología a través de su experiencia canalice estás relaciones hace que sea un beneficio directo para los hoteles y las marcas.

cliente en un hotel

Y aquí surge la principal pregunta ¿cómo se benefician los hoteles de esta tecnología para ver aumentadas sus reservas y optimizar los costes? A continuación, os comentamos algunas de las estrategias fundamentales a llevar a cabo:

1. Distribución diversificada

Abre la puerta a listados y publicidad en diferentes sitios a parte de las OTAs. Por lo general, estos sitios (Instant Booking, Book en Google, por ejemplo) cuentan con comisiones más bajas y las reservas las transfieren directamente a tu hotel, beneficio que se presenta en la gestión que realizamos directamente con el cliente desde el principio de la reserva.

2. Estimación de los costes de adquisición

Las reservas a través de la web propia del hotel pueden resultar muy rentables en comparación a otros canales, ¡ojo! Pero no hay que olvidarse de las ofertas por coste de clic y los demás gastos utilizados para atraer y dar servicio al hotel. Analizar los costes y valorar lo que generan los clientes en concepto de tasa, duración de la estancia, gasto total y la rentabilidad, nos darán a entender donde se encuentran nuestras ganancias, donde hay que invertir más y cuales son los canales donde hacerlos.

3. Relación con las OTAS

En la actualidad las OTAs cuenta con un gran poder en la tramitación de las reservas con respecto a la capacidad de respuesta que tienen los hoteles. ¿El motivo? En parte, es un ‘poder’ refrendado por los hoteles al aceptar términos que no les conviene. Las OTAs cuentan con un amplio catálogo que les permite jugar más con los precios que un hotel a través de su propio canal directo. Por ello, es fundamental tener un control sobre los precios de venta y el volumen de habitaciones que se encuentran bajo la disponibilidad de las OTAs para disminuir la dependencia, y volver a formular nuevos contratos con ellas en términos más favorables para nosotros. ¡Ah! Y lo fundamental, comprueba que las OTAs no superan nunca las tarifas de nuestro canal directo.

4. Optimización de la web y motor de reservas

El motor de reservas que utilicemos en nuestra web deberá ser fácil e intuitivo para navegar, con un contenido accesible, útil, visual y con un contenido adicional a la información local en donde se encuentre el establecimiento. Informa que es una reserva que garantiza la mejor tarifa y crea contenidos anunciando beneficios al reservar directamente desde este canal.

Otro aspecto destacable es ofrecer un chatbot que sirva al usuario como método para responder sus preguntas y dudas de última hora.

5. Adaptación a los smartphone

El smartphone se ha convertido en el dispositivo con el cual pasamos más tiempo para acceder a los contenidos que nos ofrece Internet. Esto no ha pasado desapercibido a los hoteles y establecimientos turísticos que se han visto en la obligación y el reto de adaptar sus web a los dispositivos móviles para ofrecerles un nuevo canal de comunicación.

6. Mejorar el servicio atención al cliente

Cuanto mejor sea el servicio al cliente, la calidad que ofrezcamos en la experiencia que pueda vivir el cliente, hará que las probabilidades de repetir en el hotel aumenten, reserven directamente por nuestra web y lo más importante, recomienden el hotel a otros usuarios.

7. Uso correcto de los datos

La gran cantidad de datos con la que se trabaja hoy en día hace posible junto a la tecnología que sean el aliado perfecto de los hoteles como fuente de información hacia los clientes. El mercado ofrece una amplía gama de herramientas que nos ayudarán a agrupar datos, analizarlos, obtener conclusiones y conocimientos aplicables a nuestras campañas de marketing.

8. Posicionamiento en las redes sociales

El uso de las redes sociales en la actualidad es algo que no escapa de ninguna actividad comercial. Facebook, Twitter, Instagram se han convertido en la mejor forma para interactuar con los clientes y animarlos a repetir su experiencia con nosotros.

Estableciendo una correcta campaña de comunicación por las redes sociales, podemos incluso movilizar y conseguir embajadores de nuestra marca en estos canales que harán un trabajo de marketing y publicidad impagable.

Agilizar y mejorar los procesos de reserva de tu hotel no es difícil, cuida los detalles y emplea la tecnología adecuada ¿Te ayudamos?